El balate

Se ha dispuesto un muro de piedras de las de antĂ­guamente que lo resisten todo. Se espera que el pueblo tenga la suficiente paciencia como para valorarlo.

Energía de carácter incierta

¿Quién sujeta a quién? ¿urbe o poblat?

Exceso consciente y poco favorecedor de vigilancia a la verdosidat.

Conocimiento de causa y rechazo de la lĂłgica.

Choque contĂ­nuo con la realidat.

Avistamiento del chasco.

Repudio de lo conveniente.

Lucha contĂ­nua entre el ladrillo y la madera.

Deficiencia de fortaleza en la voluntat.

Ausencia de ocurrencia.

Cero por ciento del inicio.

Solicitut de maniobra y ruta.

Mis gaticos

Éra domingo por la mañana, los gaticos se lo estaban pasando en chachitut cazando al ratón. Yo estaba haciendo punto cuando pensé, voy a ir a visitar a mi vecina. ¿Por qué no? Y la vecina me dio un platico de migas con engañifa.

London

A las tres de la madrugada me irĂ­a a Londres.

La casa sobre ciudat turbulenta

Entre mis dibujantes favoritos está Guan Fraigruah, y creo que con este dibujo, La casa sobre ciudat turbulenta, hizo su obra maestra. Dedicado a las turbulencias de Gaén.

 

Cuando ustét se pone de mandanga en el oficinismo, todos los cursillos de gardinería se están extinguiendo simultáneamente.

Cuando los tiempos se ponen difĂ­ciles, es mejor subirse a la mesa en vez de a la silla.

Cuando estás boca abajo y desde fuera, es mejor bañarse en las aguas negras de la Casa de Campo.

Cuando llega la oscuridat, a mĂ­ me da el insomnio sobre los edificios turbulentos.

Y me haré una casita tan dura, que así será.

 

Que no estamos en AlmerĂ­a. AquĂ­ se presenta la dificultat contĂ­nua, y nosotras debemos pasarla por alto.

Gracias, Ceciglia. You’re the best. Love. Y Simon, of course!

Ahora los desayunos son migas con engañifa

Ha rechazado cualquier tipo de tonalidat por sí mismo. ¿Prefiere el minimalismo gromático? Intuyo que esa imposibilidat está directamente relacionada con la ausencia de kaikus y otros enseres queridos.

 

 

Me dicen que me lo lleve

pero yo casi prefiero tenerlo yo. Si se pudiera elegir el estado, yo elegirĂ­a la fuente del deseo.

… desespera

Sepa ustét que la incógnita no me desespera. Incomprensiblemente, lo que sí llega a desesperarme es el abultamiento innecesario abocado irremediablemente hacia la ancianitut. Fú fúuu

Migas to enterprise

I received everything I was supposed to receive. The crew is gone. You must continue to remember that. Acknowledged, Captain.

Energize!


Playa carro casa

A mí las migas me gustan con engañifa. Sospecho que es porque una y otra vez me gustan con engañifa.

A plomo

DebĂ­ de haberme agenciado un dado que tomara las decisiones por mĂ­. Fue un efecto secundario de la ciudat, y ahora no se puede deshacer.

 

La expectativa

Se aprecia diferente cuando el análisis no ha quedado limitado a la individualidat. Dedicado al pasado.



26 M

Todas y cada una de estas viviendas goza de panorámica en streaming para que no existan los secretos ni los desfases temporales entre unos y otros.

Nos van a echar del departamento

Hubo que tirar de derecho ciudadano y denunciar. Yo no gusto ni disfructo, pero, asĂ­n ocurriĂł.

La mezcla

No es ni una cosa ni la otra. No es la ciudat ni es el campo. Es el sinvivir de la vida. Sin acabar, por supuesto.

Serotonina

Cuando empezarĂ­a a sobrevenir el color… otro gaio cantarĂ­a. (Punset)

¿Qué sabe nadie?

La madera es de una dureza fabulosa.

Terraos

Quizá se me fue la pincza con la intensidat negra. Zufro, pero algo hay que poner. Y enccima se ha escaneao mal el gris rotulador japonés que me fascinaría.

Desde Atocha

El insomnio desencadenarĂ­a una serie de imposibilidades comunicativas insalvables.

La raya, la raya, la raaaaaa-ya

Y el rotulador, el rotulador, el rotuladoooooo-or

Incluso

reconoce que tiene familia y es capaz de ir a visitarla a su trabajo. Qué bien viven los helechos en Dalías. Efeztivamencte. Y chacchitut floripondial en el poblat.

A veces

una puede ir a su pueblo. Lo malo es cĂłmo viene.

Dicen

Etocesss todos los edificios se volcarĂ­an y una y su cerebro quedarĂ­an aplastados de mala manera.

SoporĂ­fero madrit